Historia

Historia

De acuerdo con el Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial,elaborado por las Naciones Unidas, a través de la Organización Mundial de la Salud, en el año dos mil nueve, los traumatismos causados por los accidentes de tránsito son un  problema de salud pública y social en el mundo, que provocan alrededor de tres mil fallecidos diarios y cincuenta millones de lesionados al año, a nivel mundial; y que en países como El Salvador, la mitad de las víctimas, son usuarios vulnerables de la vía pública, quienes están en plena edad productiva, es decir, en muchos de los casos  son quienes aportan económicamente al sostenimiento de la familiasalvadoreña.

Conelobjetivodedesarrollarunapolíticapúblicaqueenfrentaraestegraveproblema, se creó el Fondo para la Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT) medianteDecretoLegislativo232defecha14dediciembrede2012ypublicadoen elDiarioOficialNo.8,Tomo398del14deenerode2013.ElFONATtienecomoobjeto el fortalecimiento de dos áreas fundamentales, la primera relacionada a la atención    a las víctimas de accidentes a través del otorgamiento de una prestación económica a las víctimas con algún grado de discapacidad o a sus parientes en caso de haber resultadofallecido;lasegundarelacionadaalaprevencióndeaccidentesdetránsitoa través del Consejo Nacional de Seguridad Vial,CONASEVI.

Paralaconsecucióndesusfines,seestablecióenlaleydecreacióndelFONATcomo fuente de financiamiento el cobro de una contribución especial a la refrenda anual      de las tarjetas de circulación de los vehículos automotores, la cual fue suspendida   unos meses después de haber entrado en vigencia y posteriormentedeclarada inconstitucional; circunstancia que dejó sin financiamiento a la institución y por ende no le permitió la ejecución de su plan anual y el logro de sus principales finalidades durante casi tresaños.

Las diputadas y diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron durante la Sesión Plenaria del 15 de diciembre del año 2015, un pliego de reformas a la Ley Especial para la Constitución del Fondo para la Atención de Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT), marco legal que tiene como finalidad garantizar recursos para atender a las víctimas de accidentes de tránsito, las cuales fueron aprobadas mediante Decreto Legislativo No. 232 de fecha 16 de diciembre de 2015 y publicadas en el Diario Oficial No. 237, Tomo 409 de fecha 23 de diciembre de 2015, entrando en vigencia el uno de enero del año 2016.

Las reformas buscaban regularizar y viabilizar el funcionamiento del FONAT; además de establecer disposiciones que facilitaran el acceso de las víctimas de accidentes de tránsito a los beneficios de este.

 

CONTEXTO

El Fondo para la Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito desde sus orígenes fue concebido como una política pública que fuera al encuentro de las miles de víctimas por tales siniestros de tránsito, pues en toda la historia del país, este sector vulnerable por esta causa nunca fueron considerado como sujeto de asistencia.

En ese sentido, el FONAT busca resarcir los daños a las víctimas de siniestros de tránsito, reducir los mismos y a sus víctimas. Esta institución fue creada para dar vida al Consejo Nacional de Seguridad Vial -CONASEVI-, organismo en el país que vela por desarrollar planes y programas nacionales de prevención, concientización y de educación vial, garantizando la mejora en la seguridad vial a nivel nacional reduciendo el número de víctimas por siniestros viales, trabajando por una cultura vial de respeto junto con sectores público y privado.

Gracias a las gestiones realizadas por nuestro Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, el FONAT a partir del año 2016 tiene financiamiento, esta vez constituido por el 50% de los ingresos percibidos en concepto de multas e intereses, impuestos en razón de la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial; las reformas del FONAT se realizaron con el propósito de garantizar los recursos para atender a las víctimas de accidentes de tránsito.